Terra Noticia

Familias de inmigrantes celebran la nueva medida migratoria de Biden; pero algunos se quedan fuera

El nuevo plan migratorio del presidente Joe Biden, diseñado para facilitar el estatus legal a los cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses, ha generado gran entusiasmo entre muchas familias de inmigrantes, aunque inevitablemente, algunos se han quedado fuera. Esta política podría beneficiar a unos 500,000 inmigrantes, permitiéndoles solicitar la residencia permanente sin tener que abandonar el país por hasta 10 años, algo que anteriormente era necesario. Sin embargo, para calificar, el inmigrante debe haber vivido en Estados Unidos durante al menos 10 años y estar casado con un ciudadano estadounidense antes del 17 de junio de 2024.

Claudia Zúñiga, de 35 años, representa a aquellos que no califican debido a estas restricciones. Su esposo, quien llegó a Estados Unidos hace menos de 10 años, no es elegible para el nuevo beneficio, a pesar de que la familia ha hecho grandes sacrificios, incluyendo mudarse a Ciudad Juárez, México. Claudia expresó que esta medida podría haber sido un sueño hecho realidad, permitiendo a su familia centrarse en su bienestar sin la carga de la separación.

A pesar de estas limitaciones, los defensores de los derechos de los inmigrantes han recibido el anuncio con entusiasmo. Deirdre Schifeling, de la ACLU, destacó que esta política ayudará a mantener unidas a las familias y es popular entre los votantes. Rebecca Shi, de la American Business Immigration Coalition, también elogió la medida como moralmente correcta y económicamente sólida.

El contexto histórico de la inmigración en Estados Unidos muestra que siempre hay quienes quedan excluidos debido a requisitos específicos. Programas anteriores, como DACA, también tuvieron restricciones que dejaron fuera a muchos solicitantes potenciales. La realidad es que todas las políticas de inmigración tienen fechas límite y criterios de elegibilidad que inevitablemente excluyen a algunos individuos.

Además de los cónyuges de ciudadanos estadounidenses, Biden anunció nuevas regulaciones para facilitar que algunos beneficiarios de DACA y otros jóvenes inmigrantes obtengan visas de trabajo. Esto incluye a graduados de instituciones educativas estadounidenses que hayan recibido ofertas de trabajo calificadas, otorgándoles autorización para trabajar y permanecer en el país mientras solicitan la green card.

Sin embargo, no todos están contentos con estas medidas. Críticos como Stephen Miller y el expresidente Donald Trump han prometido revertir estas políticas si regresan al poder. Trump, durante un mitin reciente, calificó la medida de Biden como una «amnistía» ilegal y prometió desmantelarla en su primer día de regreso en la presidencia. Esta oposición ha creado un sentido de urgencia entre las organizaciones de inmigrantes para inscribir a la mayor cantidad de personas posible antes de un potencial cambio de administración.

En resumen, aunque la nueva medida migratoria de Biden ofrece una oportunidad significativa para muchos inmigrantes, también subraya la necesidad de una reforma migratoria integral que solo el Congreso puede realizar. A pesar de los desafíos y críticas, esta política representa un paso adelante en la búsqueda de estabilidad y reunificación familiar para muchas personas que han vivido en la incertidumbre durante años.

Share this post :

Facebook
WhatsApp
X
Telegram