Terra Noticia

Controversia por la Ayuda de Biden a MIPYMES en Cuba: «Más Ventajas para el Régimen»

Las recientes medidas anunciadas por la administración de Joe Biden, que permiten al sector privado cubano acceder al sistema bancario estadounidense, han generado una ola de críticas en Estados Unidos, especialmente en el sur de Florida. Muchos opinan que estas acciones no beneficiarán a la población cubana ni contribuirán al avance hacia la democracia en la isla.

El anuncio del martes incluye varias disposiciones, entre ellas la posibilidad de que las pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) de Cuba utilicen servicios bancarios estadounidenses. Esta iniciativa ha suscitado diversas reacciones: entusiasmo en unos pocos, escepticismo en algunos y rechazo en muchos otros.

Críticos como Nick Gutiérrez, presidente de la Asociación Nacional de Hacendados de Cuba, argumentan que estas medidas simplemente ofrecen una escapatoria al régimen cubano para eludir el embargo. Gutiérrez expresó que estas excepciones son fácilmente explotables por el gobierno cubano.

El congresista cubanoamericano Carlos Giménez también se opone firmemente a la iniciativa, señalando que no existen verdaderas empresas privadas en Cuba y que estas medidas solo facilitan la apertura económica para un régimen que ha reprimido a su pueblo durante más de 60 años. Giménez cuestiona la autenticidad de las MIPYMES, sugiriendo que muchas están vinculadas con el gobierno cubano.

Gelet Martínez, fundadora de ADN Cuba, agregó que numerosas MIPYMES están dirigidas por individuos con conexiones directas al régimen, incluyendo agentes de inteligencia y exmilitares. Según Martínez, estas empresas deben alinearse con las directrices del Estado para operar.

Por otro lado, el abogado Pedro A. Freyre ofrece una perspectiva más optimista, destacando que las nuevas medidas pueden proporcionar libertad operativa a los empresarios cubanos al no depender completamente del gobierno. Freyre considera que la capacidad de abrir cuentas bancarias en Estados Unidos y realizar transacciones desde terceros países puede aumentar las oportunidades para los emprendedores cubanos.

Las medidas incluyen la autorización para exportar software y aplicaciones móviles desde Estados Unidos a otros países, y la redefinición del término «emprendedores independientes del sector privado», excluyendo a los funcionarios del gobierno y miembros del Partido Comunista. Además, se reinstaura la autorización para las transacciones «U-turn», permitiendo que los empresarios cubanos accedan a fondos y realicen pagos sin involucrar directamente a Estados Unidos.

A pesar de estas modificaciones, el gobierno cubano ha criticado las regulaciones, calificándolas de «limitadas» y argumentando que no alivian el impacto del embargo ni la inclusión de Cuba en la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo.

La implementación de estas medidas, programada para el 29 de mayo de 2024, podría enfrentar resistencia por parte de las entidades bancarias, que siguen evaluando los riesgos y beneficios de involucrarse con el mercado cubano.

En resumen, mientras algunos ven estas medidas como una oportunidad para la libertad económica en Cuba, otros temen que solo fortalezcan al régimen y perpetúen la opresión en la isla.

Share this post :

Facebook
WhatsApp
X
Telegram