Terra Noticia

ChatGPT Supera con Éxito un Experimento con Universitarios al Demostrar que no hay Examen que se le Resista

Si existe una herramienta que ha conseguido popularizar la inteligencia artificial por encima de cualquier límite soñado, esa es ChatGPT. En esencia, el bot conversacional de OpenAI ha elevado el conocimiento popular en torno a este tipo de tecnología, ya que ha pasado de ser “de nicho” a estar en el boca a boca de infinidad de conversaciones. Sin embargo, su avance ha sido tan gigantesco en apenas unos meses que, por desgracia, no todas las noticias que protagoniza son positivas.

El Experimento de Scarfe

Como revela el portal Ars Technica en una reciente publicación, un experimento del equipo de Scarfe les llevó a crear más de 30 cuentas falsas de estudiantes para comparar las capacidades de estos con las del bot de OpenAI. En este experimento, enviaron trabajos generados por IA en cinco módulos de pregrado en psicología. Los resultados fueron sorprendentes y preocupantes: el 94% de las presentaciones generadas por IA pasaron desapercibidas, y ChatGPT consiguió mejores calificaciones que los estudiantes.

Una Tasa de Superación del 84%

Según los datos recogidos por Ars Technica en la publicación original, el 84% de los trabajos generados por IA lograron una mejor calificación que los de los estudiantes humanos. Para dar veracidad al experimento, los evaluadores no sabían que estaban calificando trabajos generados por inteligencia artificial. Las respuestas cortas tenían un límite de 160 palabras y los ensayos otro de 2.000 palabras.

Reacciones de los Evaluadores

Tras revelar la realidad, los evaluadores se sorprendieron al descubrir que habían calificado de forma positiva las respuestas generadas con inteligencia artificial. Además, se conoció que variantes del bot de OpenAI, como GPTZero, obtuvieron una tasa de fallos del 9%, muy por debajo de las cifras de los estudiantes humanos.

Impacto en la Educación

Este experimento muestra que la inteligencia artificial sigue llegando a las aulas y ya no solo afecta a los profesores, sino que también ha generado un impacto significativo en los alumnos. La capacidad de ChatGPT para generar trabajos académicos de alta calidad plantea serias preguntas sobre la integridad académica y la forma en que se deben adaptar las evaluaciones en el futuro.


El avance de ChatGPT y otras herramientas de inteligencia artificial en el ámbito educativo destaca tanto su potencial como sus desafíos. Aunque estas tecnologías pueden ofrecer beneficios significativos, también es crucial abordar las implicaciones éticas y prácticas de su uso en contextos académicos.

Share this post :

Facebook
WhatsApp
X
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *